‘Tríos de Pasión’ de Luis Ignacio Marín, nuestra primera obra encomendada

Esta formación desde sus comienzos, siempre ha procurado aportar una nueva forma de hacer música de capilla, recopilando lo mejor de los maestros (compositores e intérpretes) del género y aportando nuestro propio carácter como formación. Por ello, para la efeméride de nuestro primer lustro de existencia nos marcamos el objetivo de encargar una obra de capilla a un reconocido compositor que cumpliera esos requisitos.

Aquel 6 de octubre de 2012 avanzamos en nuestra página de Facebook que habíamos recibido una grata comunicación, en referencia a la aceptación de la propuesta de composición de una nueva pieza de capilla por parte de Luis Ignacio Marín, que no detallaríamos hasta que fuese una realidad (como es el caso). Tal fue el entusiasmo del compositor, que no solo compuso una pieza, sino que respondió a la propuesta con tres piezas.

Para el maestro Marín, era un campo musical inexplorado hasta la fecha. Ese es uno de los motivos principales, junto con la gran calidad técnica que aporta a su extenso catálogo de obras, para que fuese elegido por la Capilla Musical Pasión para que aportase una visión novedosa sobre la música de capilla.

La obra fue finalizada y entregada las partituras a esta formación cuando el pasado año 2012 contaba sus últimos días. El mismo compositor tituló la obra Tríos de Pasión y tuvo la gentileza de dedicarla a la Capilla Musical Pasión.

El estreno lo llevaremos a cabo durante la Meditación de las Cinco Llagas de nuestra admirada Hermandad de la Carretería, y que este año corre a cargo de D. Guillermo Mira Abaurrea. La elección de este acto para el estreno se debe que fue la primera actuación que realizamos como formación, en aquella Cuaresma de 2009.

Para profundizar más sobre la obra, mostramos el comentario realizado por su propio autor:

Se trata de tres breves piezas cromáticas dedicadas a la Capilla Musical Pasión. La primera de ellas consta de tres frases sobre un motivo muy cantable que presenta el oboe. La segunda consta de dos secciones y alcanza su punto culminante hacia el final de la primera sección. La tercera vuelve a presentar tres secciones y se basa en un breve motivo cromático que presenta el fagot. Todas presentan gran riqueza armónica, conservando la severidad característica de este tipo de piezas.

Dicho todo lo anterior, sólo nos queda mostrar nuestro agradecimiento y palabras de elogio a este magnífico compositor andaluz, y la deferencia que ha tenido en todo momento hacia estos humildes músicos.

Luis Ignacio Marín
Nerva, 1955. Realizó los estudios de Composición en el Conservatorio Superior de Música de Sevilla bajo la dirección de Manuel Castillo, obteniendo los títulos de Profesor Superior de Solfeo y Teoría de la Música y de Armonía, Contrapunto y Fuga, Composición e Instrumentación. Desde 1988 fue Catedrático Numerario de Contrapunto y Fuga en el Conservatorio Superior de Música Manuel Castillo de Sevilla, centro en el que ingresó como profesor en 1979. Desde enero de 2007 hasta junio de 2013 fue director de dicho centro.
Entre sus obras podemos citar: Dos Movimientos para Trío de Cuerdas (1977); Pathos (1980), pieza para piano estrenada en el Teatro Central de Sevilla por el propio compositor; dos quintetos de viento (1981/1999); Yolas (1983), cantata para soprano o tenor y piano, que obtuvo el premio “Rosario López Muñiz” en la ciudad de Cabra (Córdoba); Vaivén (1985), ciclo de canciones sobre poemas de R. Alberti, Mención de Honor en el I Premio “Villa de Rota” 1987; Tres marinas (1989), para flauta y piano; Fantasía para piano (1992), Premio del Excmo. Ateneo de Sevilla estrenada por el propio autor; Fantasía para orquesta (1992), Premio “Joaquín Turina” del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla; Cuatro piezas para cuarteto de saxos (1997); un cuarteto de cuerdas y la obra para orquesta de cuerdas titulada Los ojos del Guadalquivir desafían a la noche (Variaciones surrealistas sobre un tema de Manuel de Falla), ambas de 1997 y estrenadas en el Conservatorio Superior de Tesalónica (Grecia) dentro del Festival “Músicas Vivas del Mediterráneo”; Poeta en Nueva York (1998), obra encargo de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en conmemoración del centenario del nacimiento de Federico García Lorca, estrenada por la ROSS en el Teatro de la Maestranza de Sevilla; Dos poemas chinos (1999) para voz, flauta y clarinete, grabados con el patrocinio del Centro de Documentación Musical de Andalucía; Sonata para arpa (2000), estrenada en los Jardines del Álcazar (Sevilla) por Daniela Iolkicheva; las marchas procesionales La Purísima y Elí, Elí ¿lemá sabactaní?; Fanfarria del Sur (2003), para 2 trompetas, trompa, trombón, tuba y percusión; Pentatonia (2004), cuento musical sobre texto de Dolores de la Cinta Macías Gómez; Símbolos (2005), cuatro poemas para orquesta, obra encargo de la Universidad de Sevilla; Pájaros azules (2005), sobre texto de Dolores de la Cinta Macías Gómez, obra encargo del Parlamento de Andalucía como homenaje a las víctimas del terrorismo; Mariposas negras (2007) para cello solo; Ventanas Rotas (2008) para cello solista y orquesta estrenada por Luiza Nancu y la Orquesta de Cámara de Mujeres Almaclara dirigida por Beatriz González en el VI Festival de Música Española de Cádiz; Soledades (2008) para conjunto instrumental, estrenada por el Zahir Ensemble bajo la dirección de Juan García; Preludios para guitarra (2010), estrenados por Francisco Bernier en el Instituto Cervantes de Pekín; Atardecer en Doñana (2009), obra dedicada a Manuel Castillo y Trazos (2012), para conjunto instrumental. También hemos de destacar la conclusión y orquestación de la Fantasía para piano y orquesta de M. Castillo, estrenada en el Gran Teatro Falla de Cádiz con Ana Mª Guijarro al piano y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla dirigida por Juan Luis Pérez.

Un comentario en “‘Tríos de Pasión’ de Luis Ignacio Marín, nuestra primera obra encomendada

Deja un comentario